868 048 245 – 661 53 19 52 gestion@ipitec.es

Al hablar de Patentes y marcas, ¿estamos hablando de lo mismo?

¡Definitivamente no! Afirmamos que no es lo mismo una marca que una patente, veremos más adelante qué pasa con eso de patentar una marca, se suele usar bastante, pero si siguen leyendo verán que existen errores al hablar de este tema.

¿Que son las marcas y patentes?

Comencemos por hablar de las marcas.

Las marcas son los nombres de los productos y/o servicios que las empresas, emprendedores o cualquier persona física pone en el mercado.

A modo de ejemplo, un Youtuber tiene marca propia, su marca es su nombre “artístico”, como es conocido entre sus seguidores; así también, los Bloggers, los políticos, etc.

Por tanto, y, en definitiva, cualquiera que desarrolle un servicio, una actividad pública, o ponga un producto en el mercado y tenga, por lo tanto, un “nombre” que dar a conocer, dicho nombre será su marca, este registrada o no, ese nombre actúa de marca comercial.

Entonces, ¿Qué es una marca?, La marca es el activo más valioso que debemos de proteger, somos lo que los demás conocen en base a nuestra marca, la marca lleva aparejado una reputación, un significado, una trayectoria, es un símbolo de imagen para su creador.

¿Qué tipos de marcas hay?

Hay diversos tipos de marcas, de hecho, la nueva Ley de Marcas ha realizado modificaciones en la configuración del concepto de marca dando cabida a diversos tipos que hasta la fecha no estaban incluidos en el concepto legal como signo distintivo.

De esta forma, se pretende, una adaptación a los nuevos tiempos digitales y dinámicos donde la innovación en cuanto a creatividad visual, artística, sonora y tecnológica son factor clave para la diferenciación en los mercados.

Es por ello por lo que podemos hablar de marcas tan singulares como: marcas de movimiento, marcas olfativas, marcas sonoras, tridimensionales, marca de posición, de color y figurativas.

En consecuencia, todo ello conlleva la adaptación a la legislación europea de marcas y a la seguida por otros países fuera de la Unión Europea (UE) con legislaciones más permisivas a configurar como marca cualquier símbolo que sea identificable.

En otra entrada del blog, hablaremos concretamente de los tipos de marcas con ejemplos concretos, que son además de ilustrativos, muy divertidos, pues las grandes compañías internacionales se han metido de lleno en el registro de estas marcas singulares dando fortaleza a sus productos y/o servicios frente a posibles falsificaciones y copias.

Lo que en estos casos está por ver será la defensa judicial de estos tipos de marcas a qué parámetros responderá en la práctica. 

Retomando el tema, ante la frase patentar una marca, no podemos más que advertir que es errónea, como hemos indicado las marcas se registran, no se patentan. Las patentes son otra cosa. Ahora hablemos de patentes.

¿Qué son las patentes?

Las patentes o modelos de utilidad son en definición, innovaciones tecnológicas (invenciones) que solucionan un problema técnico.

Esta frase no dice mucho ¿verdad?

Pensemos en esto, ¿a quién no se le ha ocurrido en un momento determinado de su vida, en la playa, en casa cocinando, en el coche, algun invento, pequeño o grande, que aplicado a esa idea (problema a solucionar) que pasa por la cabeza, mejoraría la funcionalidad de algo?

Además, concluyendo el razonamiento con la típica frase de:

¡si existiera este producto se podría hacer mejor tal cosa, menudo bombazo se me acaba de ocurrir! ¡Voy a patentarlo!

Pues eso mismo, es solucionar un problema técnico aplicando innovación, ¡así de fácil!

Es importante destacar, que las invenciones son técnicas nuevas que, aplicadas a productos, procesos o nuevas funcionalidades de productos ya existentes, mejoran nuestras vidas, de ahí que se diga que las invenciones deben ser nuevas, tener actividad inventiva y aplicación industrial.

Como ejemplo de patentes que han supuesto una mejora considerable en nuestras vidas son, el Wifi, el lavavajillas, los medicamentos, las lentillas, etc.

Y muy segura estoy, de que tú, que estas leyendo este artículo, llevas puesta alguna patente o durante el día ha usado alguna.

Conclusión

Quiero concluir retomando nuestras preguntas iniciales, ¿Es lo mismo una marca que una patente?

No, las marcas y patentes en nada tienen que ver, sólo en el hecho de que son títulos de propiedad industrial, son derechos exclusivos de su titular.

Por otro lado, es posible ¿Patentar una marca?, como comenté arriba, la frase patentar una marca es errónea, como hemos indicado las marcas se registran, no se patentan.

Y visto todo lo que escribí para ayudarte un poco a entender este mundo maravilloso de las patentes y marcas sólo me queda decirte, que ambos son tus derechos intangibles pueden alcanzar un valor incalculable y pueden representar un porcentaje importante de tus activos. ¡Protégelos!

Contáctanos
close slider


Acepto los términos y condiciones de esta página